Skriv ut den här sidan

Control del escroto

Es bueno autoexaminarse el escroto y los testículos de vez en cuando para aprender cómo suelen notarse los testículos. Eso hace que sea más fácil detectar si se producen cambios. Lo más fácil es examinar el escroto estando de pie, y es bueno si uno está en un lugar caliente y relajado, por ejemplo en la ducha. El calor hace que el escroto esté más grande y facilita sentir los testículos.

Hazlo así:

  1. Levanta el escroto y déjalo descansando sobre una mano
  2. Utiliza los dedos de la otra mano, por ejemplo el pulgar, el índice y el dedo medio
  3. Presiona y palpa con cuidado de a un testículo por vez
  4. Termina palpando todo el escroto.

Los testículos se deben notar blandos, con una superficie un poco resbaladiza, y estar lisos y uniformes. El tamaño suele ser diferente y el testículo izquierdo por lo general es un poco más grande y cuelga un poco más arriba que el derecho. Busca bultos duros, cambios e hinchazones. Los bultos pequeños suelen ser inofensivos pero si notas algo que cambia de forma y tamaño debes acudir a un médico. Si sientes dolor o si un testículo se nota cliente e hinchado puede ser señal de inflamación.

Al hacer un examen, el médico o enfermera palpa los testículos, epidídimos y los conductos eyaculatorios y vasos sanguíneos del escroto. También te pueden pedir dejar una muestra de orina y a veces puede ser necesario hacer una ecografía.

Senast ändrad: 23/02/2015