Skriv ut den här sidan

Dificultades de erección

Las dificultades de erección son una parte de la vida. Implican que se tenga dificultad para lograr una erección o no conseguir mantener la erección tanto tiempo como uno siente deseo de sexo. Las dificultades para lograr una erección son algo que afecta a todos los hombres de vez en cuando. A menudo se tienen dificultades para la erección cuando se practica el sexo junto con otra persona, a veces también se pueden tener cuando uno se está masturbando. Durante el coito, a menudo la erección sube y baja. Se la puede perder durante un rato y luego recuperarla. A veces no viene en absoluto.

Para tener una erección, en primer lugar hay que tener deseo sexual. También es importante estar relajado. Las preocupaciones, estrés y exigencias de prestación pueden hacer que uno se ponga tenso, lo cual a su vez hace que sea más difícil conseguir y mantener una erección. Para muchos hombres, la experiencia de una erección insuficiente resulta muy molesta. Se pueden preocupar por que pueda suceder de nuevo, lo que hace que el cuerpo se tense y dificulte la erección. Se vuelve un círculo vicioso.

Las dificultades con la erección pueden estar ocasionadas por motivos tanto médicos como psicológicos y culturales. Las enfermedades cardiovasculares, neurológicas y endocrinas son algunos ejemplos de motivos médicos. Lo mismo se aplica a ciertos medicamentos. El estrés, la angustia por exigirse un rendimiento, problemas con la relación y depresión son motivos psicológicos comunes para tener dificultades con la erección. Los prejuicios y valores acerca de cómo se debe practicar el sexo pueden también influir mucho en la erección. A menudo se producen dificultades de erección por una combinación de motivos médicos, culturales y psicológicos. A veces uno de los aspectos es más predominante. El tratamiento puede ser médico, psicológico o basado en la información. El tratamiento más común es una combinación de los anteriores. 

Si se tiene pareja, suele ayudar el poder hablar de los problemas. Sufrir de dificultades de la erección no debe conducir a evitar tener una vida de pareja activa. Se puede practicar el sexo incluso sin tener una erección, por ejemplo besarse, acariciarse, masturbarse juntos o practicar sexo oral.

Hay diferentes medicinas que prometen ayudar con las dificultades de erección. Pueden tener un efecto en la erección pero no aumentan el deseo por practicar el sexo. Por eso, el deseo sexual es un requerimiento previo para que las pastillas funcionen.

Uno también puede influir en la capacidad de tener una erección haciendo cambios en las costumbres, como por ejemplo dejar de fumar, evitar el alcohol y los esteroides anabólicos, no vivir con demasiado estrés, o si se es diabético mantener el azúcar en sangre bajo control.

Las herramientas de apoyo sexual, como por ejemplo utilizar un anillo de pene, pueden facilitar el mantener una erección. 

Puedes dirigirte a nosotros para conversar y recibir tratamiento para tus problemas de erección. 

 

Senast ändrad: 23/02/2015